Vamo pa’la milonga

Tantos años de boliche, de barra copetera con los amigos y ahora estoy sentado en esta silla de plástico chueca, comiendo empanadas de carne algo picantes, rodeado de vino tinto, servilletas de papel, guitarra y bombo. A mi lado una señora,  que no conozco, me invita a bailar una chacarera doble. Salimos al baile y ella es una Lady. Me enseña o mejor, me recuerda los pasos y va guiando los giros, la media vuelta, el zapateo. Charlamos y me entero que es Profesora de Danzas Clásicas, una Diosa de setenta y pico. Me presenta a sus amigos, todos milongueras/os que bailan muy bien.
En el salón hay muchos chicos y chicas que no pasan de los 25 años. Ellos cantan y tocan instrumentos variados, ellas bailan y son hermosas, acompañan y se descontrolan con un ritmo más movido, no te digo que se vino el pogo pero casi.
Tantos años de no bailar folklore me llevó a muchos lugares de mi vida, muchos recuerdos hermosos.
Comimos, cantamos, bailamos, conocimos gente macanuda.
Aprender a disfrutar estos momentos, saborearlos, es cuando te das cuenta que no es necesario tener mucho para ser feliz y que los objetivos tan lejanos nos llevan a la frustración. Me quedo con lo pequeño.
Me quedo con la cara de felicidad del nieto de mi amigo, de los pasos y figuras de la señora bailando con su esposo, con los pañuelos de seda en el aire, con las empanadas de carne, con belleza de los 20 y con nuestra música.
Dentro de un mes, tenemos otra peña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s